viernes, 10 de julio de 2009

Doliéndome en celeste.


Yo quería simplicidad garrafal
de tu brazo sobre mi espalda cuando duermo
para ahuyentar la soledad y las tensiones,
y tus palabras trepándose a mis sueños
a mitad de la noche.


Algo tan intimimamente sencillo
como contemplar la forma grandilocuente
con la que haces esas cosas cotidianas
que por incluirte se vuelven significativas
y maravillosas.


En los más de seis mil minutos
que del primer beso hasta aquí han transcurrido
recorrí la totalidad de los estados de ánimo,
pensé que hasta podría abandonar mi sueños
si recibía tu amor como ofrenda.


Las promesas se desmoronaron.
Me desplacé de tu amor hasta éste centro
donde estoy sola y muda contemplando
la simulación que tan bien sienta
a los ojos del resto del mundo.


Yo quería creer inútilmente
que volverías mansos los versos que sangraban,
y no que me quedaría vacía e invisible
con una absurda soledad que sólo aguarda
que dejes de dolerme tan profundo.

18 comentarios:

MARY dijo...

¡¡¡¡Alejate de quien no puede darte las cosas simples de la vida que construyen la felicidad cotidiana!!!!!!!!.Damasiado amor para no ser correspondido.

Horace dijo...

A veces uno espera mas de lo que el otro sabe darle. Hermosos versos y hermosas figuras poéticas que dejan un poso amargo.

Álvaяо™ dijo...

Y saber que esto es algo tan común en muchas relaciones..

amor y libertad dijo...

pero el camino lleva su parte de dolor, y cede, y llega la paz, llega la luz

J José dijo...

Perdoname Literata, pero el tipo del que te enamoraste es un verdadero idiota.
Como dice quien hace el primer comentario, alejate de él, no merece tus lágrimas y mucho menos estos hermosos versos.

Besos, bella Literata!

P.D: tienes nuevo blog???

Mr. TAS dijo...

¡¡tremendo poema!!

Carla dijo...

A veces simplemente tenemos que alejarnos cuando nos damos cuenta de estas cosas que describis...
Letras con dolor, pero muy bello tu poema

Sanfilm~ dijo...

Simple... que cosa complicada, no?

Excelente tu poema!

Sanfi

Shu dijo...

Me encanto! me senti plena al principio, y de a poco me fui apagando con vos... y pensar que cosas asi de tristes en el amor son inevitables...
Lo bueno es que uno siempre sale... y encuentra de nuevo la plenitud...
Besos!

Anna. dijo...

Para un día como hoy...

Hermoso!

Anna.

ROSALMOR dijo...

Abandonar nuestros sueños si recibimos el amor como ofrenda,lindo mientras dura....

Amaranta dijo...

y mientras te leía me preguntaba, por qué siempre que paso por algún rincón de estos lugares, me quedo con el trozo de alguna historia...
lo quiera o no, simplemente es, y la verdad es que no se que decirte, porque por mucho que una, mujer sensible, piense que el amor es lindo, u otra, mujer masoquista, quiera y guste de sufrir por amor, yo me miro y pienso que no soy lo uno ni lo otro, o bien puedo poseer parte de las dos, o incluso, llego a pensar que en alguna vida pasada algo hice mal, y ahora "pago" por ello.

tal vez lo mejor sea esperar al verdadero amor que te lleve al equilibrio y junto con ello a la felicidad

Saludos!

Mi Chica dijo...

Animo! en naranja? :)

Unb beso literata

Dani Moscugat dijo...

Me encanta tu poesía, cariño. Siempre tan inteligente, siempre tan incisiva y mordaz, que sugiere y enamora tan detenidamente. Locuacidad y tenacidad se dan la mano para provocar un cierto éxtasis intelectual, que quiebra durante un instante el tiempo para que se prolongue más allás de la realidad. Sigue proclamando tus versos por este mar de electrones, hercios y silicios para que pueda disfrutarlos siempre.

Un beso, cielote.

P.D.: A vos le digo lo mismo que a María, que es una pena que el tiempo, ese animal veloz donde los haya, no me deje ver con más asiduidad el paisaje humano.

Angel dijo...

El dolor pasará
pero no mi asombro
ante este escrito tuyo
tan bien desarrollado
y sentido.

Sale como a borbotones...
se nota la sinceridad.

Un abrazo.

Kapasulinos dijo...

Versos tristes lleno de belleza por como lo relatas

Feminal dijo...

Uh Celi! Cómo me pegó este poema. Lo recordé mucho... recordé cómo cada cosa que hacía se convertía en mi tema diario, mientras que él no demostraba, ni siquiera en un acto fallido, algo por mí... Besos!

ángel dijo...

Doloroso, desolador y bello, como la poesía sin calificativos. Gracias.


Saludos...