domingo, 29 de julio de 2012

Karma

Arará las ruinas del suplicio
la caricia errante que se ha desparramado
por aquellas memorias que no tendremos.
En el espacio en que te congregas
la vacuidad tiránica
destruirá los prósperos años
que otra te dará con indulgencia.
Nada existirá.
El tornado vengativo 
se elevará por descendencias y
ay de nuestros apellidos
que sin cruzarse
seguirán haciéndose daño.

5 comentarios:

Margarita Pisanú dijo...

MUY BUENO LO TUYO

peyote dijo...

Tal vez estoy equivocado pero no creo haber leído rasgos tan sombríos antes.
Es un poema muy delirante, sumergido en genialidad.

Saludos.
Viaje [x] la colgadera

fgiucich dijo...

Un poema para desmenuzarlo con pausa y sin prisa. Abrazos.

Jorge Ampuero dijo...

Para deshacer un mal karma nada mejor que nadar a contracorriente por el mundo y con poesía entre las manos.

Abrazos ;)

J José dijo...

Lindo lindo lindo!!! Me encanta este poema!